miércoles, 21 de enero de 2015

Intervención en Muñogalindo

Por Ivago

Agustín Ibarrola. Nace en Bilbao en 1930. Grabador, escultor y pintor, es también, fundador y miembro del Equipo 57. Su obra abarca numerosas parcelas de la creatividad. Desde la expresión más abierta con intervenciones artísticas en la naturaleza o esculturas públicas, hasta la producción seriada de los grabados, pasando por la concepción muralista o la investigación plástica, su lenguaje expresivo y a la vez racionalista, conforma un variado, comprometido y rico exponente del Arte Contemporáneo. Sus numerosas intervenciones en la naturaleza, se podría decir, que terminaron de consagrar a este artista, por eso me quiero centrar en una de ellas, por mi cercanía geográfica, ya que es curioso como la gente aledaña a la intervención, te muestra sus opiniones sobre ella sin tapujos.

INTERVENCIÓN EN MUÑOGALINDO (ÁVILA)

El proyecto consistía: en pintar numerosas piedras de granito de una finca de encinas, cedida por el propietario, un marchante de arte, sin alterar el ecosistema de esta, dañando lo menos posible el entorno. Cuenta el propio Ibarrola en su pagina web sobre las rocas pintadas.

"En las piedras cambia mucho la manera de poner el color o las líneas. La piedra está llena de cavidades y volúmenes. Cuando ves una piedra estás viendo en realidad una escultura, un espacio cúbico. En la mayor parte de las piedras se trata de terminar una relación entre el hueco y el volumen, una relación escultórica, volumétrica, donde si se pone un color en una convexidad ha de ser para tener una relación con otra convexidad o con otras concavidades, y convertir eso en una forma antropomorfa, sugerente desde sí misma por sus formas o por su situación, para hacer en definitiva una escultura o un conjunto de esculturas.
Para que se produzcan relaciones de carácter espacial hay que estar constantemente viendo dos caras de un espacio cúbico y además relacionar unas líneas con otras. Por eso algunas líneas que se ven en las rocas resultan tan intensas, tan bonitas, porque ya no están relacionando una roca con otra sino que están en su propio espacio cúbico.
En realidad, una vez rotas todas las jerarquías de valor económico que pueda tener una escultura, sea en bronce o en mármol, en papel o en madera, el acto creativo es idéntico. Es igual pero no vale lo mismo, dado que hay una jerarquía en la valoración estética y económica. A mí me importa un huevo esa jerarquía."



A partir del verano de 2014 se puede visitar la finca donde se encuentran 115 piedras pintadas entre 2005 y 2009, la finca esta acondicionada para la visita, solo se tiene que llamar a un teléfono y confirmar el numero de asistentes para una visita guiada, o directamente si conoces la finca, entras y la ves sin ningún problema, ya que la entrada es gratuita.
La llegada de Ibarrola, genero gran expectación, incluso en el año 2007, se presentaron varios proyectos para realizar una sede de Ibarrola en la propia finca donde se realizaron las obras, el presupuesto ascendía a seis millones de euros, en el cual se tenia pensado que el centro fuera una referencia nacional, se dividiría en cinco áreas o pabellones individuales: accesos y dirección, área expositiva, área educativa, área de artistas residentes e invitados y área de documentación, con la idea de que las tres primeras sean totalmente públicas, mientras las demás, más restringidas serían destinadas a empleados, becarios y artistas. Vamos lo que viene siendo un proyecto cuanto menos ilusionante, que finalmente no se ha llevado a cabo, por razones obvias, viendo de que año estábamos hablando.


Se cuenta que Ibarrola tuvo una gran acogida en el pueblo y alrededores, ya que su presencia por la zona estaba generando recursos, pero luego preguntas a la gente que le parece que hayan pintado las piedras, y un porcentaje alto dice que no le gusta, que se han cargado las piedras, que por que saben que son de ibarrola, pero si no dirían que es un acto de algún “delincuente”. No todas las criticas son malas, también las hay positivas, pero sabía que habría un gran numero de criticas, por que muchas de esas personas su contacto con el arte es bastante escaso, y el cariño que demuestran por sus tierras, no conciben que alguien venga a alterarlas.


Para ir terminando, y sacando mis ultimas conclusiones, tengo bastante curiosidad en lo que pensaran los grafiteros sobre estas intervenciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada