miércoles, 18 de diciembre de 2013

Las divertidas consecuencias de la simetría legal en asuntos sexuales

Según recoge la prensa, la manifestante italiana que besó el casco de un policía antidisturbios en una manifestación reciente, ha sido acusada de acoso sexual.

"La foto fue tomada el 16 de noviembre durante una manifestación en contra de la línea ferroviaria que atraviesa los Alpes entre la ciudad francesa de Lyon y la italiana Turín.
Además de besar la visera de Piccione, se informa que Nina de Chiffre también se lamió los dedos y tocó la boca del policía.
Franco Maccari, el secretario general de COISP confirmó al diario La Repubblica que acusaron a la joven de violencia sexual y de insultar a un funcionario público.
"Si el policía la hubiese besado a ella, hubiese estallado la Tercera Guerra Mundial", aseguró Maccari.
"¿Qué hubiese pasado si yo le hubiera dado una palmada en el trasero?", se preguntó. "Se hubiera indignado. Así que, si le hace eso a un hombre cuando está cumpliendo con sus deberes, ¿debería tolerarse?", agregó.
El secretario de COISP reconoció que un beso es un gesto positivo pero que en el contexto particular, entre agente de policía y manifestante, era un acto de irrespeto."

Foto Indpendent
Según informan los medios, Nina de Chiffe podria ser condenada a pena de cárcel.
Más información

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada