martes, 11 de diciembre de 2012

Como la carta a los Reyes Magos…

Por Bárbara García García 

Eso es lo que debe pensar nuestro ministro “toro bravo” Wert sobre el comunicado conjunto de los rectores de las universidades públicas españolas. Un montón de caprichos que no serán concedidos a unos niños molestos por sus majestades los honrados y comprometidos políticos españoles (que, como los auténticos Reyes Magos, no existen).
Definitivamente es una suerte que este toro bravo se crezca ante el castigo, según él mismo confesó orgullosamente hace poco, porque está consiguiendo no sólo ganarse enemigos con una facilidad envidiable, sino también que sus enemigos se unan entre ellos. Pero claro, no es él el único señalado. Los gobiernos de las comunidades también disfrutan de su trozo de pastel, excepto el Gobierno vasco que parece apoyar a la Universidad del País Vasco. Sin ir más lejos la Comunidad de Madrid tiene un déficit de inversión para la UCM de 200 millones de euros, ya reconocido por los tribunales en primera instancia.
Precisamente nuestra UCM recibirá menos de la mitad de los ingresos adicionales por tasa de matrícula que preveía la Comunidad, pasamos de los 49 millones de euros esperados a entre 15 y 19 millones. ¡Y yo que pagué tan contenta mis tasas pensando que hacía una buena obra por nuestra universidad! Qué decepción…
Por no hablar de los 250 docentes que perdimos este año en la Complutense, de los 3000 que se perdieron en toda España. Y con una tasa del 10% de reposición de estos profesores. Y ya pensando en las reducciones de sueldo de los que se quedan.
Pero como aquí no se libra nadie, incluso los rectores reciben parte de la bronca. En un artículo publicado por El País y firmado por César Dopazo y Rafael Navarro, catedráticos de la Universidad de Zaragoza, se pueden leer cosas como ésta: “Los equipos rectorales no poseen ni formación ni experiencia en gestión, requeridas para llevar una “empresa complicada” a buen puerto”. O ésta: “El exceso de centros y carreras de poca calidad, la reducción de oportunidades al buen profesorado, la escasa motivación y la peor utilización del personal son, entre muchas, las consecuencias de una mala gestión de los equipos gobernantes”.
Así que en este partido de tenis a demasiadas bandas seguimos nosotros, desesperados alumnos y nuestros profesores, como sufridas pelotitas verdes golpeadas por unos y por otros. Ya sólo nos queda esperar que la ignorancia pueda ser nuestra salvación, porque como tenga que serlo el conocimiento…


Aquí se puede ver a nuestro rector leyendo el comunicado:
 http://www.youtube.com/watch?v=B27bWscZFik&feature=youtu.be
Y éstos son dos artículos publicados en El País sobre este tema, en el primero se puede leer el comunicado: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/12/10/actualidad/1355132875_114547.html
http://elpais.com/elpais/2012/12/06/opinion/1354820446_840579.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada