sábado, 21 de enero de 2012

Fisuras en el modelo catalán de gestión cultural


Ya hemos recogido el caso del Centro Niemeyer... pero hay otros muchos, con periplos afines o distintos. Es probable que crezca el número de museos y centros culturales cerrados a causa de los ya famosos tijeretazos.
Durante las vacaciones de Navidad, encontramos dos casos curiosos en Tarragona: el Museo Paleocristinao (de la Necrópolis Paleocristiana) y el Mausoleo de Centcelles. Fue imposible documentar con seguridad las causas de las anomalías, que las fuentes consultadas relacionan con un antiguo problema de tesorería —anterior a la crisis—resuelto por las autoridades culturales según la fórmula de Juan Palomo. Las mismas fuentes nos aseguraron que no era previsible la rápida resolución del problema.


Hasta ahora hubiera jurado que el modelo de gestión cultural catalán era modélico...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada